Estrategias para la búsqueda de empleo

¿Hay alguna que funcione?

Llevo semanas buscando empleo. Yo ya tengo uno pero quiero cambiar (léase: quiero más dinero 🤑). Así que me he puesto manos a la obra y he redactado, de nuevo y por enésima vez, mi currículum. Es muy curioso porque es la única página que he escrito en mi vida con la que nunca he estado conforme. N U N C A. No es por falta de información (me sé toda mi vida y no tengo mucho que consultar), si no porque no consigo sentir orgullo por todo lo que he hecho, más bien tengo cierta desazón por no haber conseguido más. Ponerlo negro sobre blanco solo ahonda en ello. También me cuesta salir de los lugares comunes y no sé qué escribir a pesar de que he visto millones de modelos para imitar.


¿Te pasa lo mismo que a mí? ¿Te cuesta un mundo escribir una página con tus logros académicos y laborales?


El caso es que después de echar varias tardes a esto (probé toda clase de diseños y colores, me decanté por el estilo más soso), me puse a actualizar los perfiles en Infojobs y LinkedIn. Qué menos que esas dos plataformas. Aunque hay centenares de sitios web donde poner tus datos.


¿Conocéis alguna web mejor que estas dos?


Es un proceso irritante, ¿verdad? Te suelen pedir que subas el pdf de tu CV y luego rellenes formularios de diverso tipo y condición con exactamente la misma información. Tarea insulsa que genera hartazgo, quita tiempo y que es evitable con un buen desarrollo web.


El siguiente paso es inscribirse a las ofertas de empleo. Se inicia EL GRAN DRAMA que consiste en no cumplir los requisitos de aquellos puestos de trabajo que realmente son interesantes.

Por no hablar de las ofertas que 'ojalá hubiera otra cosa, pero bueno, vamos a probar' en las que, curiosamente, cumplo con todo lo que piden pero que, cuando entro en la letra pequeña, pierdo todo el interés.


El proceso de inscripción es otra gran aventura. Es relativamente fácil en estas plataformas, pero los encargados de publicar las ofertas han decidido que es una buena idea complicar el procedimiento con preguntitas de escasa utilidad. Por ejemplo: ¿por qué quieres trabajar con nosotros?

La respuesta que daría mi corazón, si le dejara escribir:

Por nada en concreto, la verdad. Su empresa me da lo mismo. El tema es que quiero trabajar porque necesito dinero. Que si yo pudiera prescindir de ese detalle y dedicarme a la vida contemplativa, lo haría. Pero no parece posible, así que tengo que trabajar y su empresa necesita un trabajador. Yo a esto lo llamo tener un match 😏

El meme dice lo mismo que yo, pero con menos palabras. Meme 1 - Marta 0.

La respuesta que da mi cabeza (aparentemente, soy un sujeto racional) intenta buscar algún tipo de información en la descripción del puesto de trabajo a ver si, por una vez en mi vida, doy con las palabras apropiadas para responder a una pregunta que está hecha para escribir el cliché y desarrollar la hipocresía.


Tema dinero: ¿os habéis fijado que hay montones de empresas que no ponen la retribución que ofrecen? ¿O incluso se atreven a anunciar un rango salarial del tipo '18.000 - 33.000 brutos por año’? Cantidades muy cercanas, por supuesto [IRONÍA ON]. Hay que asumir la cifra más baja siempre, lo que no sé es por qué ponen la más alta. Es de muy mal gusto ilusionar con una cantidad elevada si no la vas a cumplir.

A veces, sabrán las diosas por qué motivo, en vez de decirte lo que te van a pagar, te piden que tú mismo te pongas un precio: ¿cuáles son tus expectativas salariales?

Mi respuesta real:

Quiero hacerme millonaria. Así que cuanto más alto sea el salario, mejor.

¿Es apropiada? Algo en mí me dice que no, así que empiezo a pensar en una respuesta más o menos aceptable y claro... no queda más remedio que llegar a esto:

Al final acabo dando una franja de salario que a mí me parece insuficiente y escribiendo que es negociable. Bajada de pantalones.


El caso es que todo esto, ¿para qué? Para que al día siguiente te llegue la notificación de que tu CV se ha leído y descartado. Estoy en el mismo sitio que antes, pero con menos tiempo.

O peor.

He tenido tres entrevistas de trabajo en los últimos quince días que no han llegado a ninguna parte: si hubieran hecho una buena descripción de lo que ofrecen y de lo que esperan que yo haga, ni siquiera me hubiera inscrito. Pero he tenido que ir a tres encuentros (para dos puestos de trabajo; en una de ellas la entrevista era doble, pero lo que ofrecían lo dejaron para la segunda cita) con su consiguiente pérdida de tiempo para todos.

Así que he tomado nota y no voy a volver a inscribirme a ofertas que no dejen claras las condiciones laborales (salario incluido) y la descripción del puesto de trabajo. Tampoco me voy a apuntar a ofertas que lleven preguntas que solo se puedan contestar con tópicos. No es para mí este 'bien quedar' en Infojobs.


Esta edición de la newsletter está escrita con cierto hartazgo (¿lo habéis notado, verdad?). Lo dejaré estar una temporada, creo que voy a pensar y diseñar otra estrategia de búsqueda de empleo, porque esto de inscribirme a ofertas random en internet me aburre y me frustra a la vez.


¿Tenéis alguna buena idea o consejo para afrontar la búsqueda de empleo con más serenidad y eficiencia?


En aras de construir esa estrategia, leí en Twitter un hilo escrito por Aazar Shad que afirma que las mejores ofertas no están en LinkedIn y, por tanto, lo que hay que hacer es enviar CV a empresas que te gusten, 'a puerta fría', y adjuntando una propuesta de valor.


¿Habéis probado esta opción? ¿Os ha funcionado? ¿O esto que cuenta A. Shad es humo?


He hecho muchas preguntas hoy. Podéis escribirme al correo o en Twitter para contestarme y/o comentar las aventuras que os han surgido en vuestras búsquedas. Pero también os podéis poner en contacto conmigo para ofrecerme un puesto de trabajo 😅

Sé escribir, sé vender, sé entretener. Me gustaría encontrar un trabajo en el ámbito de la comunicación institucional y/o marketing. No os dejéis llevar por el tono troll de toda la newsletter, en realidad soy buena gente. Tengo algunas rarezas, pero compatibles con un buen desempeño laboral 🙃. Incluso estoy abierta a colaboraciones puntuales. ¿Necesitas que alguien te escriba unos artículos para tu negocio digital? Puedo ayudarte con eso. Escríbeme y lo hablamos.


Recomendación cultureta

Hablando de ganar dinero, no hay sector más rentable que el de las drogas. Eso es lo que me ha enseñado The Wire. En estos días he estado viendo la primera temporada y debo decir que todas las cosas buenas que se han escrito sobre la serie son correctas. Trata de un poli normal y corriente, miembro de un equipo de investigación lleno de gañanes, que intenta hacer caer una red criminal que mueve mucha droga en Baltimore. Ya sé que no está de actualidad, que todos preferís lo del calamar. Pero las modas en esto de la televisión cambian, The Wire permanece.


Esta ha sido la cuarta entrega de la newsletter. Bienvenidos. Aquí me gustaría escribir sobre biografías, modelos mentales, libros, conceptos o historias curiosas para aquellos que caminamos por fuera de los límites.

Si te gusta lo que lees, recomiéndaselo a tus amigos. Gracias 💜

Share